3º Domingo de Adviento. Ciclo B

Ultimas Novedades

Lectio Divina para la Solemnidad de Navidad

Empecemos nuestra oración:

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amen. Señor, Dios todopoderoso, que has querido iluminarnos con la luz nueva de tu Verbo hecho carne, concédenos que nuestras obras concuerden siempre con la fe que ha iluminado nuestro espíritu. Por nuestro Señor Jesucristo. Amén. (Oración Colecta de la Misa de la aurora)

LECTURA:      Juan 1, 1-18

En el principio ya existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios.

La Palabra en el principio estaba junto a Dios. Por medio de la Palabra se hizo todo, y sin ella no se hizo nada de lo que se ha hecho. En la Palabra había vida, y la vida era la luz de los hombres. La luz brilla en la tiniebla, y la tiniebla no la recibió.

Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan: éste venía como testigo, para dar testimonio de la luz, para que por él todos vinieran a la fe. No era él la luz, sino testigo de la luz. La Palabra era la luz verdadera, que alumbra a todo hombre. Al mundo vino, y en el mundo estaba; el mundo se hizo por medio de ella, y el mundo no la conoció. Vino a su casa, y los suyos no la recibieron.  Pero a cuantos la recibieron, les da poder para ser hijos de Dios, si creen en su nombre. Éstos no han nacido de  sangre, ni de amor carnal, ni de amor humano, sino de Dios.

Y la Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria: gloria propia del Hijo único del Padre, lleno de gracia y de verdad.

Juan da testimonio de él y grita diciendo: «Éste es de quien dije: "El que viene detrás de mí pasa delante de mí, porque existía antes que yo."» Pues de su plenitud todos hemos recibido, gracia tras gracia. Porque la ley se dio por medio de Moisés, la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo.

A Dios nadie lo ha visto jamás: Dios Hijo único, que está en el seno del Padre, es quien lo ha dado a conocer.

MEDITACIÓN:      "La palabra se hizo carne"

Tu Palabra, que había resonado durante siglos, se hace presencia. Has querido, Señor, que supiésemos y conociésemos los matices, la orientación y las opciones claras de tu Palabra, que siempre había sonado liberadora.

Y así te vas a mostrar. Nos quieres hacer comprender la magnitud de tu amor, de tu perdón y, desde ahí, la magnitud de nuestra realidad, de nuestra dignidad. Has querido mostrarnos tu cercanía. No eres un Dios lejano, indiferente, caminando a tus anchas por el cielo o por donde sea, mientras nosotros nos debatimos en nuestras angustias y en nuestras alegrías, o nos destrozamos unos a otros.

Te manifiestas como nuestro creador, como nuestro padre y hermano, como compañero de camino, sufriendo y gozando con nosotros, y encaminando nuestra vida y nuestra historia hasta su consumación, hasta su liberación plena, abriéndonos el sentido de nuestra existencia, de esta existencia que nos empeñamos en vaciar de sentido, porque es más cómodo, pero más triste y más absurdo.

Hoy es un día tremendo. Es un día que se nos desborda por todos los costados. Tu palabra se hace carne, realidad, hombre como nosotros, para decirnos cómo nos amas, cómo se ama, cómo te podemos amar y cómo nos podemos amar. Cómo es el corazón de Dios y del hombre. Seguramente seguiremos repitiendo nuestro camino, como si todo continuase igual. Pero tú, también, seguirás repitiendo tu llamada, diciendo tu palabra, manifestando tu presencia,  hablándonos de paz y de amor.

ORACIÓN:      "Despierta"

Despierta en estos días, Señor, un poco más nuestros sentimientos. Despierta en nosotros en anhelo de algo más y mejor. Haz que nuestros corazones se acerquen, nos hagan más sensibles, nos permitan acercarnos y sentir que el mundo está llamado a ser una gran familia de hermanos, que se quieren y ayudan.

Señor, que se acaben las guerras, los dolores absurdos, sin sentido, innecesarios. Que se acabe, Señor, todo lo que niega la vida. Que el corazón humano se haga más sensible, más humano, y que descubramos que tú caminas a nuestro lado, siempre, empujando e iluminando todo lo que hay de bueno, de verdad,  en nuestro ser.

Acerca de Nosotros

Somos Librería y distribuidora de las biblias y libros católicos, pertenecemos a la orden religiosa de los Misioneros del Verbo Divino. En Costa Rica estamos desde el año 2009, en la Provincia Guanacaste, respondiendo a la invitación del Mons. Vittorino Girardi Stellin mccj, obispo de la diócesis Tilarán – Liberia. Representamos la Editorial Verbo Divino de España, formando parte del Grupo Editorial Verbo Divino para apoyar el apostolado bíblico en nuestro país a través de los medios escritos y formación teológico-bíblica.

Ver imagenes de la librería

From Address:

prueba

Joomla Templates and Joomla Extensions by ZooTemplate.Com

blank

anuncion-biblia-catolica-para-jovenes

blank

blank

blank